Nuestro sistema educativo está sujeto a las críticas incesantes de propios y extraños. Pero, ¿es posible que esta situación cambie en dirección favorable? La respuesta es que sí, siempre y cuando se pongan en marcha algunas tareas que deben ser desarrolladas con la oportunidad que conviene y en el menor tiempo.

Según  opiniones apresuradas o recurrentes, el deterioro de la educación se debe a la poca preocupación del Estado y a una deficiente formación profesional del docente. Con criterio responsable es importante tener en cuenta el contexto mediato e inmediato que actúa sin dudarlo con los efectos propios de tiempos altamente competitivos e intolerantes, que en ciertas situaciones llevan a lamentables estados de exclusión, en algunos casos abismales, tal como explica Marcelino Cereijido al afirmar que “[l]a diferencia entre la cantidad y calidad de conocimiento entre dos personas, empresas o países desencadena inevitablemente procesos por los cuales el poderoso toma como ‘medio’ a quien no lo posee”(2012:185).

Los notorios avances científicos, el auge de las tecnologías, los impulsos de la globalización no llegan a todos de la misma manera ni causan los mismos efectos, no obstante que en cualquier parte se escucha que propios y extraños se esfuerzan por la democratización y que nadie está en contra de las declaraciones de justicia social, paz y bien común. Otras declaraciones que faltan hacerse tangibles en su ejecución tienen que ver con la salud del planeta y el desarrollo sostenible, la interculturalidad, las políticas de alimentación o el agua para todos.  Pero del dicho al hecho es donde se advierte que hay un arduo camino por recorrer.

Y si nuestro interés inmediato es referirnos al campo de la educación, se comprueba la existencia de distancias por ahora considerables entre oferta y demanda, entre la calidad de lo aprendido en las aulas y los requerimientos concretos que hay en el mundo del trabajo. En opinión de Andreas Schleicher “[h]ay un desequilibrio entre lo que necesita la sociedad y lo que ofrece la escuela. Hay que invertir en ello. La educación de hoy es la economía de mañana” (2014:33). La falta de sinapsis entre los responsables de diseñar los planes de estudios y la empresa continúa sin solución, no obstante los esfuerzos que en los últimos años realizan escuelas, institutos y universidades por mejorar las competencias que deben lograr sus alumnos, con vistas a que en el futuro éstos sean eficientes en el desempeño de un puesto de trabajo.

A propósito, el desarrollo de competencias debe traducirse en desempeños que resulten de excelencia, sin duda apelando a las exigencias de calidad que a cada uno le corresponde alcanzar responsablemente, hasta llegar a los más altos niveles de  especialización. Arlette Beltrán y Janice Seinfield  aseguran que “la educación influye positivamente tanto en la calidad de vida de las personas como en el crecimiento económico de los países por el efecto que las mejoras educativas tienen en la productividad de los individuos y las tasas de retorno social” (2013:15).

Ante una realidad que nos acusa de mediocridad y diversas deficiencias, si por ejemplo recordamos las Pruebas PISA o escuchamos la opinión de los líderes de las empresas modernas, se hace necesario rediseñar el ejercicio docente, a partir del análisis y la evaluación de los modelos que se han venido conservando en la administración, en los planes de estudios y en las aulas, para irlos modificando sustancialmente. Esta misión tiene uno de sus puntos de partida en un mejor conocimiento del alumno en los distintos niveles del sistema. “Pensemos en la idea de que los niños tienen estilos de aprendizaje específicos: algunos son ‘aprendices visuales’, mientras que otros lo son auditivos; algunos estudian con el ‘cerebro izquierdo’ mientras que otros lo hacen con el derecho” (2010:6) explica Benedict Carey, para que el cuidado del docente no olvide este detalle para plantear las estrategias de su labor. Esta afirmación viene junto a suficientes estudios muy ligados a la teoría de las inteligencias múltiples planteada por Howard Gardner (1997) y sus seguidores (Goleman, 2003, 2004).

El mismo Gardner ha prolongado su interés por el mejoramiento educativo a través de sucesivos estudios (1997) que van de la mano con la neurociencia, pues se trata de una preocupación por las mentes proyectadas al futuro, pero mediante requerimientos que se deben cumplir hoy. En esta dirección, John Medina toma posición afirmando que “[l]os estudios de activación cerebral muestran que los niños y adolescentes en buena forma asignan más recursos cognitivos a una tarea y lo hacen durante períodos de tiempo más largos” (2011:30). Se trata de una formación integral de orden psicobiológico que privilegie la atención y la concentración como hábitos que sirvan de soporte para el aprendizaje y los cambios de comportamiento, en un ambiente natural y amigable.

Los trabajos de investigación encaminados a un mejor enfoque de las tareas en educación avanzan pero se requiere que de la teoría se llegue a la acción, a los hechos,  mediante procesos que también son motivos de esfuerzos teórico-prácticos como es el caso de la investigación-acción que entre otros ha estimulado John Elliott. Mediante una sugerencia importante, Jeff Jarvis nos apoya puntualizando que, por ejemplo, para alcanzar unos buenos resultados de lo que puede hacer cada ser humano, “Google busca personas con cinco habilidades: el razonamiento analítico (‘comenzamos con los datos, esto significa que podemos hablar de lo que sabemos, en lugar de lo que creemos saber’), destrezas de comunicación, la voluntad de experimentar, jugar en equipo, pasión y liderazgo” (2010:290). Creo que se trata de una enumeración que debe tenerse presente, porque resulta imprescindible la motivación intrínseca y extrínseca de cada persona, a fin de que desde los ejercicios más sencillos de orden físico o intelectual, avance hasta posiciones de liderazgo que eleven su autoestima y contribuyan, siempre con los mejores valores y la vigencia ética, al bienestar de la comunidad.

Hay que insistir que la tarea docente vaya más allá de los contenidos de un programa o de una asignatura. Hay que orientar toda la labor en función del alumno, verdadero protagonista de la educación y el aprendizaje. En tal sentido, no se trata de nuestras estrategias metodológicas sino de las que le resultan favorables a dicho protagonista. Vale destacar, en este punto, aquello que nos explica Zygmunt Bauman como deutero-aprendizaje. Manifiesta Bauman que “[Gregory]Bateson pondría los puntos sobre las íes afirmando que el deutero-aprendizaje, ese ‘aprender a aprender’, no solo es inevitable sino que constituye un indispensable complemento de todo protoaprendizaje; sin deutero-aprendizaje, el  ‘aprendizaje de primer grado’ produciría una mente seca y anquilosada incapaz de asimilar una situación modificada o simplemente no prevista de antemano” (2007:144). Bauman pone de relieve la importancia que tienen el contexto sociofamiliar y el cómo de las tareas, a la vez que la visión, las motivaciones y los afectos que animan al alumno.

En cuanto al contexto, en la movilidad acentuada de hoy, la escuela debe desenvolverse como una organización dinámica y creativa  internamente, y en lo externo estar abierta de modo permanente a la comunidad, para ser capaz de adecuarse a los cambios cotidianos de todo orden.  Solo así entenderemos mensajes como el que nos entrega José Antonio Marina: “Todos estamos educando. La riqueza de las naciones ya no es tener mucha materia prima, ni mucha población ni mucho dinero. Es tener mucho talento y el talento no se nace con él. No está antes de la educación, sino después” (2012:80).

Referencia bibliográfica

Bauman, Zygmunt (2007). La sociedad individualizada. Madrid, Cátedra.

Beltrán, Arlette y Janice Seinfeld (2013) La trampa educativa en el Perú. Cuando la educación llega a muchos pero sirve a pocos. Lima, Universidad del Pacífico.

Carey, Benedict (2010). “Olvide lo que sabe sobre hábitos de estudio”. En: The New York Times de El País, 30 de septiembre.

Cereijido, Marcelino (2012). La ciencia como calamidad. Un ensayo sobre el analfabetismo científico y sus efectos. Barcelona, Gedisa S.A., p. 185

Gardner, Howard (1997) Las inteligencias múltiples. Estructura de la mente. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica.

———————– (1997) La mente no escolarizada. Cómo piensan los niños y cómo deberían enseñar las escuelas. Barcelona: Paidós Ibérica, SAICF.

Goleman, Daniel (2004) La práctica de la inteligencia emocional. Barcelona: Kairós, S.A.

——————— (2003) Emociones destructivas. Cómo entenderlas y superarlas. Barcelona: Kairós, S.A.

Jarvis, Jeff (2010) Y Google ¿cómo lo haría? Bogotá, Planeta Colombiana.

Marina, José Antonio (2012)”El talento viene tras la educación, no se nace con él” (Ent. Blanca Torquemada). ABC, Madrid, 17 de septiembre.

Medina, John (2011) Exprime tus neuronas. 12 reglas básicas para ejercitar la mente. Barcelona, Grupo Planeta.

Schleicher, Andreas. “Equidad no es tratar a cada alumno y cada centro de la misma forma” (Ent. Ana Teruel).El País, 3 de febrero.

En el curso de los siglos, los seres humanos  hemos abrigado la esperanza de que la información, la comunicación y nuestro aprendizaje se cumplan sin demoras ni frustraciones. Es lo que nos ha llevado, entre otras razones, a la creación de los medios y recursos como el libro, la radio, la televisión, la telefonía,  la vía satélite, la fibra óptica, la computadora, esta última ahora extendida en los alcances  de Internet, cuyos servicios se cristalizan en información, interacción, recreación y comercio.

En la formación profesional, la lectura de estudio e investigación se presenta como una posibilidad abierta para la formación de hábitos que conviertan al alumno en un lector autónomo, capaz de aprendizajes significativos. Y para el logro de las competencias propias de cada profesión, se hace necesario llevar a cabo cada vez en mayor nivel las posibilidades del metalenguaje y de la metacognición.

 

1. EL METALENGUAJE.

El metalenguaje consiste en el lenguaje usado para hacer referencia a otros lenguajes. En un aspecto más general, puede referirse a cualquier terminología o lenguaje usado para discutir acerca del mismo lenguaje. En multitud de ocasiones utilizamos este recurso con el que, si no se es consciente, se pueden cometer errores de interpretación. Ejemplo: Bisílaba, es toda aquella palabra que tiene dos sílabas.

En el lenguaje científico esta distinción es de mucha importancia. Todo lenguaje tiene un objeto al que se dirige o refiere. Y todo lenguaje que tenga por objeto un lenguaje es un “metalenguaje”, que a su vez puede ser lenguaje objeto de otro metalenguaje de orden superior, y así sucesivamente. Es un trabajo intensivo con el código de los elementos de la comunicación.

Veamos lo que sucede en el desarrollo de las asignaturas. El lenguaje científico, en matemática y en lingüística, por ejemplo, emplea  términos como “raíz”, “función”, “variable”, “estructura”, “dominio”, “ algoritmo”.  Los términos artísticos, por su parte, presentan características propias, dado que forman parte de códigos abiertos, ligados al mismo tiempo al panorama universal (siempre relativo) y a las culturas de un hemisferio, de un país o una localidad. Es suficiente darnos cuenta de la complejidad que tiene el uso y el significado simbólico de los colores, junto a nuestras religiones, al folklore y a otros factores propios de cada poblado o de la región. En la arquitectura y en otros campos es frecuente la experiencia de que, junto al significado general y a los registros especializados, existen otros de alcance particular. La relatividad del conocimiento, como consecuencia,  es alta.

Dentro de esta variabilidad, el esfuerzo consiste en que, además de los códigos que ya conocemos, debemos asimilar nuevos códigos con los elementos y términos de esos códigos. Propiamente, se trata a la vez de organizar nuevos lenguajes, algunos de los cuales se dan  en lenguajes o glosarios especializados.

Más allá de la denotación (significado básico o primero) y la connotación (lenguaje segundo o figurado), para asegurar la asimilación de los mensajes,  es necesario el metalenguaje. Anotemos, finalmente,  un ejemplo sobre el asunto.

“En una conversación normal, dos hombres hablan de ‘conductor’. En un momento dado, se dan cuenta que mantienen un ‘diálogo de sordos’. Se detienen y preguntan: ‘¿Qué entiende usted por conductor?’ Uno es físico y hablaba de algunos fenómenos eléctricos (‘los conductores de electricidad’); el segundo pensaba ingenuamente en el chofer. La operación de verificación es una operación de metalenguaje.”([1] )

La operación de verificación, en cuanto al significado de los términos que estamos utilizando y que nos dan los demás, incluyendo los docentes,  debe ser permanente, para asegurar que nos entendemos correctamente. De lo contrario, corremos el riesgo de equivocarnos, de caer en contradicciones, de fracasar en una prueba o de perder la confianza de las personas. Todo lo cual significa que nuestra tarea de desarrollar el metalenguaje, preguntando y preguntándonos sobre lo que pensamos y decimos, debe realizarse cada vez con más vigor.

 

2. LA METACOGNICIÓN

La metacognición consiste en la capacidad que tenemos de autorregular el propio aprendizaje, es decir de planificar qué estrategias se debe  utilizar en cada situación, cómo  aplicarlas, controlando el proceso y haciendo evaluaciones de nuestro avance  para detectar posibles fallas. El resultado positivo es que todo lo aprendido se debe transferir  a una nueva actuación. El valor de una lectura, por ejemplo, depende de su aplicación en la vida diaria, en la profesión, en el trato con los demás.

 

La metacognición, en otros términos, es la habilidad de conversar con uno mismo acerca del proceso de aprendizaje. Es el aprender a aprender, aprender a controlar el proceso de aprendizaje que implica darse cuenta de lo que uno está haciendo o ser capaz de someter los propios procesos mentales a un examen consciente. Es el grado mayor de un aprendizaje significativo.

 

Esto implica dos dimensiones muy relacionadas:

 

a)  El conocimiento sobre la propia cognición implica ser capaz de tomar conciencia del funcionamiento de nuestra manera de aprender y comprender los factores que explican los resultados positivos o negativos de una actividad. Por ejemplo: cuando un alumno sabe que extraer las ideas principales de un texto favorece su recuerdo o que organizar la información en un mapa conceptual favorece la recuperación de una manera significativa. Es importante utilizar las estrategias idóneas para cada situación de aprendizaje.

b) La regulación y control de las actividades que el alumno realiza durante su aprendizaje. Esta dimensión incluye la planificación de las actividades cognitivas, el control del proceso intelectual y la evaluación de los resultados.

 

2.1 VARIABLES METACOGNITIVAS.

 

Las VARIABLES que intervienen en el proceso metacognitivo son:

 

a) Variables personales: Cada uno de los alumnos se acerca al conocimiento y lo estructura de una determinada manera.

b) Variables de la tarea: Cada tarea implica unas formas de hacer, unos procedimientos diferentes y posee diversos grados de dificultad.

c) Variables de estrategia: Las estrategias de solución de problemas de aprendizaje son diferentes y exigen por ello diferentes procedimientos en cada persona. Cada uno necesita saber qué sabe y cómo lo sabe. En el aula, la metacognición resulta muy valiosa al pensar en voz alta los pasos para la solución de un problema. De esto surgencomo efecto las estrategias metacognitivas.

 

2.2 ESTRATEGIAS METACOGNITIVAS (SegúnIrene Gaskins y Thorne Elliot,1991)

 

Es muy importante dominar las variables personales, conocer bien la tarea y utilizar las estrategias que convengan a cada tema en desarrollo.

 

  • PARA DOMINAR LAS VARIABLES PERSONALES:
  1. Tener claro cuáles son las actitudes, creencias, motivaciones
  2. Buscar el valor de la tarea
  3. Evaluar factores de éxito
  • § ¿Estoy motivado para esta tarea?
  • § ¿Tengo una buena predisposición?
  • § ¿Estoy entusiasmado?
  1. Considerar si son necesarias algunas estrategias compensatorias para revisar las actitudes y creencias
  • § Hablar con el docente acerca del valor a largo plazo de la tarea
  • § Encontrarle algo agradable
  • § Plantear hipótesis, preguntas, predicciones.
  • § Variables personales:

Capacidad reflexiva. Organización. Empeño. Creencias. Autonomía. Interés. Sentimientos. Conocimientos. Persistencia. Motivación. Atención. Flexibilidad. Actitud. Expectativas.  Curiosidad.

 

  • PARA DOMINAR LA TAREA:
  1. 1.                    Identificar la tarea:
  • § Establecer una meta
  • § Preguntarse qué se espera lograr
  • § Aprender realizando la tarea
  • § Preguntarse cómo se sentirá satisfecho, con qué calidad de desempeño
  • § Determinar cuánto tiempo requerirá esa tarea
  • § Los materiales necesarios
  • § Determinar si hay subtareas
  1. Expresar la comprensión de la tarea:
  • § Chequear la propia comprensión discutiéndola con otros
  • § Activar los conocimientos previos (leer libros más sencillos o analizados antes)
  • § Determinar si son necesarias  estrategias compensatorias
  • § Determinar criterios de éxito
  • § Organizar categorías
  • § Variables de la tarea: El tema, su complejidad, la dificultad de vocabulario, subtareas implicadas,  niveles conceptuales, el texto.

 

  • PARA DOMINAR LAS ESTRATEGIAS:
  1. Evaluar estrategias posibles para adquirir sentido a lo que se hace y recordarlas.
  2. Seleccionar estrategias adecuadas para adquirir sentido, recordarlas y comprometerse a dominarlas
  • § Discutir con alguien las estrategias
  • § Encontrar estrategias alternativas
  • § Variables de estrategia :

Elaboración. Estudio. Organización. Relectura. Examen. Predicción. Interrogación. Construcción de imágenes. Hacer paráfrasis. Aclaraciones. Resúmenes. Redacción. Vincular lo nuevo con lo viejo.

 

 

PREGUNTAS PARA LAS DELIBERACIONES Y CRÍTICAS

 

  1. Señale los aspectos fundamentales que abarca el tema de estudio.
  2. Redacte un concepto acerca de lo que entiende por metalenguaje
  3. ¿Qué es el proceso de verificación en el metalenguaje?
  4. En los aprendizajes de su especialidad, ¿hay momentos de metalenguaje? Ejemplos.
  5. Redacte un concepto de metacognición.
  6. ¿Qué relaciones podemos establecer entre metalenguaje y metacognición?
  7. En el proceso metacognitivo, ¿cómo se realiza el dominio de las variables: personales?
  8. ¿Cuáles son las variables propias del dominio de las tareas?
  9. Enuncie las variables más importantes de la estrategia metacognitiva.
  10. Formule un comentario y una valoración de la lectura.

 

 

 

 

 


[1] Fages, Jean B. Para comprender el estructuralismo. Pág. 46

Todos los seres humanos somos creativos, porque enfrentados al azar y la necesidad no tenemos otra salida que ingeniarnos las soluciones para resolver los problemas. Existe, al mismo tiempo, un impulso interno que nos lleva a vencer dificultades, de tal manera que nuestra misión medular en la vida es precisamente resolver problemas, dentro de nuevas visiones de la realidad y nuevas actitudes para salir airosos en el cambio constante que significa el mundo actual. Un modo de respirar tranquilos en el actual panorama del mundo es ser creativos por excelencia.  

El camino hacia la felicidad está en resolver nuestros problemas o en contribuir a que otros solucionen los suyos. Y en gran medida, lograr soluciones nuevas implica aplicar la creatividad, de tal modo que nuestra felicidad es más intensa cuanto más creativa y original sea cada solución.

Ser creativos, para los humanos de este tiempo, resulta casi un desafío, a la vez que nos anima cierto clima lúdico, pues nos animamos a nuevos caminos porque ya hemos aprendido que para cada problema hay muchas soluciones. Y eso es cierto. En todo caso, tenemos la curiosidad de experimentarlo.  Solos o en grupo. Mediante la autorregulación, la empatía y la sinergia.

A propósito, este es un testimonio que nos entregó  Lila Ordóñez, una joven madre orvalina, ligada a la arquitectura de interiores, que en este caso también ejercitó una metodología docente sin discusión:

“A mi hija, cuando tenía un añito, le encantaba rayar en las paredes. Así que forré la pared con papelógrafos hasta donde ella podía alcanzar. Y empezó a rayar justo allí. Poco a poco le fui reduciendo el papel, hasta el punto de ser un solo papelógrafo. Posteriormente, le compré colores y una mesita. Puse el papelógrafo en la mesa. Entonces, pintaba en el papelógrafo. Luego, reduje el papelógrafo al tamaño de las hojas A-4, en papel bond. Y ella seguía pintando.

Despoués de un tiempo, le compré un cuaderno. Desde allí, mi hija raya y pinta sólo en cuadernos de hojas blancas que aún no estén utilizadas, porque desde el primer momento le enseñé a ser ordenada y a respetar los libros y todo lo que tenga algún contenido. Ahora, tiene dos añitos y un cuaderno para pintar. Si, por casualidad, se encuentra con mis materiales de estudio, incluyendo las separatas, ella solo los “lee” a su modo, pero no me los raya. Es decir, creo que respeta lo ajeno…”

 Insistimos, unos más, otros menos, todos los seres humanos somos creativos, pero es deber de padres, maestros o instructores, en casa, en los centros de formación, en las fábricas, estimular al máximo la creatividad de cada persona.

CONSTANTINO CARVALLO

CONSTANTINO CARVALLO

 

Hace algunos días Constantino Carvallo dejó de acompañarnos, pues esa triste expresión de que los buenos se van temprano parece convencernos.

Contra viento y marea, Constantino Carvallo fue, es y seguirá siendo un paradigma de lo que debe ser un nuevo maestro, para la compleja sociedad de estos días, que tiene contradicciones profundas. Entendió que muchos modelos de aprendizaje deben ser dejados de lado, porque lo importante es la realización de cada ser humano. La felicidad debe ser alcanzada, a partir del desarrollo máximo de cada persona. La inteligencia sin sensibilidad y espíritu de colaboración no es suficiente. Hay que liberar a cada uno de sus limitaciones heredadas, de sus complejos, para la realización de todas sus facultades, hasta hacerlo genial y trascendente, único en suma y feliz entre todos, cooperando con todos. La libertad  es un valor esencial en el desarrollo de la mujer y del hombre, junto a los valores de la solidaridad y el bien común.

Constantino aprendió con sencillez y humildad cada día de sus treinta años al mando del Colegio Los Reyes Rojos, a la vez que sus alumnos aprendieron de él. Un cristalino testimonio es el libro Diario educar, en el que luce su bagaje de lecturas y conocimientos y, esencialmente, lo que fue una tarea docente altamente sensible, emocional, llevada con amor a todos y a cada uno de los alumnos y, como extensión, a la sociedad peruana.

Ahora, Constantino Carvallo sigue vigente en su DIARIO EDUCAR, claro, dinámico, integral, humanista. Como testimonio, algunas ideas que, dentro de nuestras preferencias, hemos elegido en ese libro tan difundido entre los maestros peruanos y que debe ser leído igualmente por todos los que tienen en algún momento a su cargo la formación de las personas y, como tal, el futuro de nuestras sociedades.

La escuela pública no debe de ser la escuela de los pobres; es necesario que sea el espacio donde todos los sectores aprendan a convivir, a respetarse, a construir algo común: la patria

La pasión de Cristo ejemplifica esta absoluta unidad entre la palabra y la obra, es la promesa cumplida hasta las últimas consecuencias, la libertad hecha voluntad: el verbo hecho carne.”

“Parafraseando al psicólogo M. J. A. Howe podemos decir que los buenos alumnos difieren mucho entre sí, pero comparten un mismo atributo: están muy motivados.” 

“No hay método, no hay sistema, el buen maestro no tiene doctrina. Su difícil trabajo es, como el psicoanálisis de Lacan ‘una aventura singular permanente’ .”

En una visión realista y crítica  de la formación docente en el Perú, afirma: “La preparación de los maestros es pura didáctica, está pensada para un alumno ideal que quiere aprender y permanecer en silencio. Un obediente. No hay tiempo para el marginal, para el diferente.”
“Las letras no interesan a nadie; es leer lo que interesa. Sumar cinco y dos para hacer siete, esto no interesa tampoco a nadie; es contar lo que interesa.”
“La escuela inclusiva ayuda sin duda al niño con necesidades especiales. Lo devuelve a la esencial pluralidad de nuestra especie. Le da otro espejo, uno para construir mejor el amor propio. Lo estimula y lo motiva a ser como es y a compartir las semejanzas. Pero yo sostengo que la escuela que incluye mejora, sobre todo, a los que nos creemos normales.”
“…muchos ríen sin compasión. Pienso que quizá toda la educación moral y toda la formación del hombre y la mujer, no consista en otra cosa que en saber de qué reír y de qué no, cuándo corresponde y cuándo no.”
A propósito del racismo y la discriminación de diversos matices especialmente en los niños:“La pobreza no es el único dolor que deben enfrentar, quizá ni siquiera sea el fundamental. Es este desprecio diario del que no tenemos noticia, que no aparece en ningún documento, que se quiere obviar aún en los medios más progresistas.”
“En el aprendizaje la atención lo es todo. Y aunque ella nace del interés es posible atender aún aquello que en principio no nos interesa.”
“No creo que el trabajo sea la condición natural de los seres vivos; todos necesitamos obtener un beneficio a cambio del esfuerzo, del dolor que entregamos.”
“Si prohibimos generamos un trauma, si consentimos producimos otro. El maestro camina en un delgado riel de equilibrio.”
B no trabaja y las malas notas parecen gustarle. No estudiar es una forma de venganza. De castigar, como dice el psicoanalista Bruno Bettelheim, al padre o a la madre. Y quizá, masivamente, sea una forma de venganza contra la mala patria.”
“Cada niño recibe el mensaje de manera distinta. Las palabras del maestro tienen un eco diferente de acuerdo al alma de cada alumno. Hay que estar atento y conocer las diferencias.”
“Más que el maestro, quien educa es la escuela, su clima, su atmósfera.”
“El éxito está determinado por aspectos emocionales, como la motivación, el amor propio, la resolución, los intereses.”
En cuanto a la transmisión que muchos critican, olvidarla es despojar al maestro de uno de sus roles fundamentales: mantener la cultura viva de una generación a otra, traspasar una herencia hecha de conocimientos y valores, servir de puente entre el pasado, el presente y el futuro de la comunidad.”
“Si no se encuentra un significado más profundo al oficio, si  no se educa aunque solo sea el corazón de un niño, todo no es sino una burocrática mecánica, la transmisión no pedida del conocimiento estéril.”
Las notas son la perversión del aprendizaje. Producen casi siempre un fenómeno excluyente… Desplazan a la curiosidad, al deseo auténtico de saber y son siempre injustas, porque premian la capacidad y no el esfuerzo.”
“…la incapacidad de respetar, de pensar en el otro y sobre todo cuando nos hace un favor, me parece un anuncio temible del futuro moral de la criatura.”
Esto es lo que noto en la anorexia y en otros desórdenes de tantos adolescentes y jóvenes. No quieren crecer, los asusta ser adultos, tienen fantasías negativas sobre aquello que implica convertirse en dueños de sus propias vidas.”
“Esa búsqueda incesante de una morada nos convierte a todos en Ulises y se trata no de encontrar sino de inventar nuestra Ítaca.”
“De todas las huellas que la escuela puede dejar en el alumno, la peor es la timidez. Y la mejor, el incremento de las ganas de vivir.”
“A querer no se enseña, decían los estoicos. Y ese es el gran problema de la educación. Pero hay otro: a odiar sí.”
“Quizá la tarea más difícil que una educación se puede plantear es que se quiera el deber. Porque se trata de querer, es decir de un estado emocional, del afecto como motor de la vida moral e intelectual. En la educación de la voluntad está la clave del éxito o fracaso escolar.”
“La moral es la fuerza interior que nos anima y nos impulsa a resistir los embates y la dureza del mundo.”
“…la educación física puede desarrollar la velocidad, la coordinación o la potencia. El deporte, en cambio, educa la virtud, el carácter, la moralidad.”
“El buen deportista quiere la montaña más alta, la mejor ola, el reto mayor que confirme o niegue su propia capacidad.”
“Creo que no hay auténtica inteligencia sin madurez de la afectividad.”
“Saber lo que se debe hacer no es el problema. El asunto está en QUERER hacerlo.”
Desconfío de quien construye la libertad como una palabra que niega a los otros. Y recelo del respetuoso cumplido de quien otorga su libertad a la decisión de los otros.”
“Podría decir quizás que me he librado de la angustia adolescente, pero sobre todas las edades permanece mi infancia. Y de ella, primordialmente, el abrazo con la tierra, ese vivir tan cerca del suelo, la panza contra el piso, la igualdad animal, las mejillas palpando la temperatura, escudriñando agujeros, memorizando la extraña geometría de las alfombras.”
¡Gloria eterna para el maestro Constantino Carvallo Rey!

Seguramente, nuestro título es discutible. Por ahora, nos interesa comunicar algunas intenciones, con el único propósito de contribuir al bienestar humano.

Es frecuente que, en estos tiempos de urgencias o emergencias, nos pregunten: ¿Qué es lo que sabes hacer? ¿Tienes experiencia? Y también, con mucha frecuencia, las respuestas son negativas. Las personas no saben o creen no saber nada importante. Acerca de la experiencia, probablemente no tenemos criterios de valoración suficientes sobre las tareas que hemos venido realizando en el hogar o fuera de él.

La segunda guerra mundial arrastró, finalmente, a ciertas conclusiones que luego se convirtieron en premisas para reorganizar la sociedad de postguerra en Europa, entre otros aspectos, en la educación.

Como consecuencia del desastre bélico, quienes más padecían el abandono, la miseria, la impotencia, eran los huérfanos de las familias que habían contado con todas las comodidas de la vida en paz, sin que prácticamente se preocuparan de resolver sus problemas personales más sencillos. Estos niños no sabían supervivir fácilmente, se sentían angustiados, gravemente abandonados. Era obvio que ignoraban todo aquello que tenía que ver con las tareas del hogar, tales como preparar los alimentos a partir de conocimientos básicos de cocina, cuidar a los niños más pequeños, ordenar las cosas de la casa, lavar, planchar, arreglar la ropa. Eran tareas mínimas que se requerían para autosostenerse o para apoyar a los grupos. Respecto a la importancia de la cocina, por ejemplo,  Claude Lévi Strauss considera que “junto con el lenguaje, constituye una forma de actividad humana verdaderamente universal”. En la escala de Maslow, se trataba de lograr cubrir las necesidades de supervivencia y seguridad. La necesidad de sobrevivir era evidente, pero faltaban las competencias mínimas que sí tenían, por ejemplo, los niños del campo.

Era urgente desarrollar capacidades de primera mano en toda la población, para que la sociedad se asentara sobre bases seguras. La educación cambió sus puntos de vista casi invariables desde la edad antigua respecto a lo que debe saber todo humano, por encima de la riqueza que lo rodea. Las tareas domésticas pasaron a significar una diferencia sustancial entre el hombre y el animal. La cocina aparece como un hecho típicamente cultural, con las diferencias de cada hecho cultural ligado a la programación cultural.

Actualmente, por ejemplo en una familia búlgara, los padres pueden realizar sin problemas un viaje de vacaciones, dejando el hogar al cuidado del hijo mayor, que puede ser un adolescente de doce o trece años, quien se encargará, entre otras responsabilidades, que no les falte nada a los hermanitos menores. La confianza entre ellos es alta, además del cultivo de todos los valores sociales necesarios y la autorrealización de unos y otros.

Creo que rudimentariamente los grupos humanos alimentan estas posibilidades, pero el sistema educativo debe estimular que la realización del ser humano mejore, a partir de esto que llamamos la educación de primera mano, manteniendo una firme identidad cultural, en un ambiente de globalización.

Concordamos con la tercera propuesta que propone Edgar Morin respecto a la educación del futuro que debe ser: “una educación que enseñe la condición humana, en la que se reconozca la humanidad común y, al mismo tiempo, la diversidad cultural inherente a todo ser humano.”

Comunicación es compartir la vida en sociedad armónica. Es el cabal ejercicio de nuestra voluntad de trascendencia….

El gran desarrollo de la comunicación ha transformado, sin lugar a dudas, nuestra vida, a tal punto que la comunicación se considera omnipresente (está en todas partes), es inevitable (no podemos anularla) y es irreversible (los mensajes se nos graban y nos influyen). Comunicarse es ahora tan importante para vivir, como el hecho de respirar y de alimentarnos.

Durante un larguísimo período, el hombre vivió utilizando solamente la comunicación oral, hasta que el descubrimiento de un sistema de escritura por los sumerios permitió producir documentos únicos, guardados celosamente para conservar la memoria de los pueblos.

El gran salto en la comunicación se produce con la invención de la imprenta por el alemán Juan Gutemberg, quien el año 1455 saca a luz, en Maguncia, la primera edición completa de la Biblia. Esta Biblia, llamada “de cuarenta y dos líneas” y en caracteres góticos, se convierte así en el punto de partida para el desarrollo de los medios de comunicación social, a la vez que el cristianismo empezaba una extraordinaria difusión por el mundo.

Sucesivamente, van apareciendo otros medios y la comunicación entre los seres humanos va ganando en amplitud y rapidez. En 1609, se publica el primer periódico de edición semanal, con el nombre Aviso Relation oder Zeitung, en Wolfenuttel (Alemania). En 1876, Alexander Graham Bell descubre el teléfono, al lograr la transmisión de un mensaje en Boston (Estados Unidos). El año 1894 se considera como el momento en que se descubre el cinematógrafo, con el kinetoscopio de Edison presentado en Nueva York; al año siguiente(1895) se realiza la primera proyección pública de una película, en París. Este mismo año, 1895, es testigo del descubrimiento de la radio, por Guillermo Marconi, con una demostración que efectuó en Bolonia, Italia.

El siglo XX es testigo de la aparición de la televisión (1926), medio que se irá perfeccionando extraordinariamente con los años. 1929 será el año en el que por vez primera se ensaya la televisión a color (Estados Unidos). 1957 es significativo para el hombre, porque se lanza al espacio el Sputnik I, primer satélite artificial entre los muchos que hoy son útiles para todo tipo de investigación, información y control. Ahora, gracias a los satélites, podemos ver al instante, lo que sucede en cualquier lugar de la Tierra. Al fortalecerse medios como la televisión, el teléfono y el satélite artificial, la ruptura de las fronteras tradicionales es evidente y la globalización es un hecho, pero no significa que anule nuestras identidades regionales y nacionales, que igualmente pueden inscribirse en el trayecto global.

Llegamos a la era de la informática, entendida como de auge para las máquinas capaces de guardar, procesar y ofrecer información. Sin lugar a dudas, la computadora aparte en primera línea, con un acelerado impulso del hardware y el software, para hacerse cada vez más “inteligentes” y servir mejor a los propósitos del ser humano. La historia de la computación es ya bastante amplia. Algunos la extienden hasta 3000 años a. C., con la aparición del ábaco. Pero la evolución significativa se produce a partir de los aportes de Charles Babbage, en el siglo XIX. Luego vienen los aportes de Kelvin, Bush, Wienner, Shannon, Stibitz, Zuse, Aiken. La invención de la electrónica se cataloga como uno de los logros menos antiguos, ligado a los nombres de Jhon Vicent Atanasoff, Jho W. Mauchly y J. Presper Eckiert.

Uno de los alcances más valiosos, frescos, emocionantes es la creación de Internet, la red de redes, al servicio de la información, la recreación, la comunicación y el conocimiento de cada vez una mayor extensión de nuestra sociedad. Si alguien pregunta qué es Internet, las respuestas sugestivas son, por ejemplo: “es una supercarretera de la información”, “es una mega red global de información”, “es la autopista de información más grande del mundo”, “Internet es el mejor apoyo para el conocimiento”, “es nuestro soporte para compartir el cyberespacio”. Y, a decir verdad, Internet nos ofrece ayuda para toda actividad, desde aspectos netamente intelectuales hasta consultas sobre todo tipo de negocios, incluyendo platos típicos, vinos, de todas partes, etc.; para el turismo virtual o viajes simulados -antes del viaje real-, para juegos dirigidos a todas las edades, para buscar amigos en el mundo entero, a cualquier hora y en cualquier lugar. El mundo virtual convive vigorosamente con el mundo de la realidad. Esperamos que cada vez se lleven mejor….

Un recurso importante para el aprendizaje significativo y para la evaluación de logros, en los alumnos o en toda persona que va alcanzando nuevas competencias, es el uso de los mapas conceptuales.

David P. Ausubel (1997) distingue el aprendizaje por repetición de lo que él denominó aprendizaje significativo. El aprendizaje significativo se produce cuando los conocimientos son relacionados de modo no arbitrario, sino sustancial, por quien aprende con lo que él ya sabe, especialmente con algún aspecto esencial de su estructura de conocimientos. No obstante, para que se produzca el aprendizaje signicativo la persona debe estar dispuesta a establecer esa relación sustancial entre el material nuevo y su estructura cognitiva, así como el material que se vaya a aprender debe ser potencialmente significativo para ella.

A partir del modelo de Ausubel surge, entonces, el mapa conceptual de Joseph D. Novak (Novak,1991), quien lo considera una estrategia sencilla, pero poderosa para ayudar a los estudiantes a aprender y a orgnizar los materiales de aprendizaje.

Un mapa conceptual (Rosa María Garza y Susana Leventhal, 2000) es una forma de mostrar gráficamente conceptos y relaciones existentes entre esos conceptos. Los conceptos se ordenan de manera visual y las relaciones se anotan en las líneas que unen los conceptos. El mapa completo demuestra los conceptos clave y las relaciones que los unen formando interrelaciones. Los mapas conceptuales pueden compararse con los caminos o carreteras; esto es, las relaciones entre conceptos son como las rutas que permiten viajar entre un lugar y otro. Todo mapa conceptual es una guía para la comprensión, tal como un mapa de carreteras es una guía para viajar.

De una manera muy general, podemos decir que la estrategia de mapas conceptuales consiste en la extracción de conceptos y sus relaciones tal como se producen en un texto u otro contenido. Las relaciones que logramos establecer se representan gráficamente, en un papel o materiales seleccionados.

Aunque algunos autores identifican varias clases de mapas (tipo cadena, tipo “araña”, híbridas y otras), el modelo jerárquico es el que propiamente fue planteado por Novak, siguiendo los planteamientos de Ausubel y explicándolo de la siguiente manera: “Puesto que se produce más fácilmente un aprendizaje significativo cuando los nuevos conceptos o significados conceptuales se engloban bajo otros conceptos más amplios, más inclusivos, los mapas conceptuales deben ser jerárquicos: es decir, los conceptos más generales e inclusivos deben situarse en la parte superior del mapa y los conceptos progresivamente más específicos y menos inclusivos, en la inferior”

Los mapas conceptuales tienen tres elementos fundamentales: concepto, proposición y palabras de enlace. Los conceptos son palabras o signos con los que se expresan regularidades; las proposiciones son dos o más términos conceptuales unidos por palabras de enlace para formar una unidad semántica; y las palabras de enlace, por tanto, sirven para relacionar los conceptos (Ver gráfico).

MODELO DE MAPA CONCEPTUAL

EL MAPA CONCEPTUAL